TRATAMIENTOS FACIALES

Tratamientos para un piel sana

A medida que envejecemos, el mantenimiento de una piel esplendorosa y saludable se vuelve más difícil.

La cara es la parte más expuesta del cuerpo, vulnerable a los duros rayos del sol. El rostro también está sujeto a acné, erupciones cutáneas, reacciones alérgicas, y las lesiones que pueden dejar cicatrices permanentes.

Este sitio le dará un entendimiento de los tratamientos comúnmente utilizados para el cuidado de la piel, cuando ese tratamiento lo puede ayudar, lo que implica, y qué resultados puede esperar. A pesar de que muchas respuestas dependen de sus circunstancias particulares.

Los tratamiento no quirúrgicos “de renovación”: Estos tratamientos están disponibles para personas que quieren eliminar o suavizar las imperfecciones de su piel facial y lograr un look más claro y fresco.

Estos tratamientos incluyen los ácidos glicólicos (a veces llamados “ácidos frutales”), que son sustancias naturales de frutas mezclados en los preparados faciales, se utilizan para eliminar la áspera superficie de la piel seca. Retinol-A, vitamina A, es una crema para los cambios celulares del metabolismo de la superficie de la piel y se utiliza para combatir las finas arrugas faciales y manchas por los daños del sol.

Cada uno de estos tratamientos pueden utilizarse solos, o con frecuencia se prescriben en combinación con un procedimiento de cirugía estética, como un lifting o un producto químico.